Novedades

  • Opinión. El objetivo es lograr una política de Estado en salud.

    Fecha - 21 / 07 / 2014
    Por el Dr. Jorge Iapichino, Presidente de Femeca.

     La realidad de nuestro sistema de salud plantea que los médicos tengan escasa participación en los planes y políticas de salud gubernamentales, porque en la actualidad las entidades médicas no tienen posibilidad de acercamiento con la cartera sanitaria nacional. No existe una relación, como si lo había en el pasado, donde las entidades representativas de los profesionales proponían y discutían en este organismo distintas políticas de salud.


    En tanto, al nivel de la Superintendencia de Servicios de Salud existe cierta participación donde se puede opinar en temas como la ley de medicina prepaga y diversas cuestiones que provocan cierto temor en torno al financiamiento del sector.


    En forma paralela, en los últimos años se produjo un desfinanciamiento, tanto del sector privado como del público, que se refleja en cuestiones tales como el atraso tecnológico, la falta de insumos y la equidad en la accesibilidad.


    Propuesta. Frente a este escenario, un grupo de actores del sector salud nos juntamos para definir estrategias y lineamientos en salud que se plasmaron en un documento llamado Fundamentos Conceptuales e Instrumentales de un Plan Nacional de Salud para la República Argentina” (se presentó el 3 de julio en la sede de la Asociación Médica Argentina y se puede consultar en el sitio web www.elforodelasciencias.org)


    El objetivo es lograr una política de Estado en salud. Este documento se va a presentar en las distintas entidades (profesionales, gremios, empleadores, laboratorios, industria) e iremos buscando la consolidación de los aportes de cada una, queremos que los médicos lo conozcan y puedan hacer sus aportes desde su lugar de trabajo; una vez que el proyecto esté consensuado en el sector, se va a presentar a todos los partidos políticos de cara al escenario electoral del 2015.


    Lineamientos. El documento respeta los tres subsectores de salud que existen en Argentina y propone que se articulen más, ya que si uno compara Argentina con otros países del mundo, inclusive con algunos más desarrollados, vemos que Argentina no es tan mala brindando salud y existe cierta accesibilidad.


    Tenemos nuestras dificultades, pero la participación en el PBI de todo el sector no es mala, se estima que ronda el 10%. Pero vemos que se hacen esfuerzos aislados desde distintos sectores; con este proyecto lo que buscamos es dar un paso adelante.


    El documento propicia la carrera profesional en el sector público; en el caso del sector privado, rechaza los contratos golondrina que no le hacen bien ni al médico, ni al paciente porque pierde a su médico de cabecera. Queremos la estabilidad de los profesionales.


    En tanto, la capacitación debe estar dentro de la bolsa laboral. Vemos que el médico se capacita en forma independiente, pero trabaja en relaciones de dependencia encubiertas. Necesitamos que sea una formación en servicio, que sea parte de su trabajo y el empleador la financie.


    Otro de los aspectos fundamentales que propone el proyecto es la creación de una agencia nacional independiente y autónoma que regule la tecnología y las prácticas en salud, e inclusive el uso y la aplicación de determinados medicamentos. Esta es una de las bases fundamentales del proyecto.


    Perspectivas. En este camino y tras varios años de experiencia profesional, nos dimos cuenta que las dificultades para llevar adelante una política de Estado en salud no son sólo de los partidos políticos, sino que también del propio sector, necesitamos consenso entre las propias instituciones del sector.


    A partir de la consolidación del proyecto de un “Plan Nacional de Salud para la República Argentinaesperamos que el nuevo gobierno y los partidos políticos se pongan de acuerdo en una estrategia en salud y funcionemos todos bajo el mismo criterio.